De Poemes d’estiu/Poemas de verano

1

La ansiosa espera

 

Esta tarde te espera,

quiere un poema ebrio

de crepúsculos de piel de tigre,

te mira ante los versos

-Leopardi, Kavafis, Shakespeare-.

Los últimos rayos

como sedas susurradas,

como un pensamoiento efímero.

Seducido a la vivencia

te dejas expandir

como este anochecer

vertido en montañas

un tant o grisaceas.

Se estira tiernamente

el paisaje de las salinas,

allá, hacia un mar cubierto.

Sucederan hoy los actos:

un primo llega desde lejos,

la abuela tomará la merienda,

en casa se juntarán

todos estos días de verano.

 

5

Versos soñados

 

Las olas del mar

en tu corazón

siempre sonarán.

 

7

 

Tornando la cabeza

hacia la ventana

-ahora en su papel

de marco crepuscular-

querías apartar la vista

de la soledad de esta tarde.

Hace ya tiempo

que ho has visto a nadie,

ni siquiera

a los amigos de los secretos.

Compensas la balanza

con meditación profunda

y algún que otro dulce

en forma de carta.

 

10

 

Volvías a tu casa en el campo,

en tu pueblo amado,

cargado de tres poetas:

Whitman, Baudelaire y Eliot.

A la derecha de la puerta

de esa morada de letras

viste aquella tapa anaranjada.

Cogiste tierno el libro,

miraste tus versos

-"la empoción del primer poema

publicado"- y te sentiste

como todos los mayores

de la ciudad: pequeñamente inmortal.

 La Marina del Pinet, 5·7·1999 – 14·9·1999

 

Deixa un comentari

Filed under Poemes

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s